Saltar al contenido
Portada » Blog » Lo confieso, soy de las Malamadres

Lo confieso, soy de las Malamadres

Sé que a muchas nos pasa, y supongo que a algunos también, esa sensación de no ser una buena madre, o en mi caso lo pienso más como «no ser una madre con fundamento».

Las que criamos en esta época donde la Supermujer es un hecho, y no un mito, navegamos en un mar de dudas y contrasentidos que a veces se vuelven tsunamis mentales de culpa. Si estás con tus hijos no estás dedicándote a tu vida profesional, si trabajas parece que abandonas a tus hijos a una crianza en plan «que se salve quién pueda».

Yo también pasé por una fase dura al divorciarme y a veces sigo teniendo marejadillas. He de reconocer que esos «momentos» de crisis, te ayudan a crecer, pero a hostias. Personalmente y como parece que mi alma empedernida se empeña siempre en no encajar, en algún momento pase de superhéroe a supervillana y me convertí en Malamadre. Que curra y cría como la super, pero sin tanto cargo de conciencia ni tanto drama.

Llegué a la conclusión de que hago lo que puedo con lo que sé, lo que siento y el tiempo que hay en mis manos, y que yo soy parte del contexto de mis hijos y se tendrán que apañar con ello. También tengo el pálpito que nuestra generación de mujeres vamos a vivir menos años por que nuestras madres por el estrés, pero esto es una teoría sin fundamento que espero los años desmientan rotundamente.

www.amalasmadres.com

Ironías de la vida buscando mentes afines que estuvieran dispuestas a darme algo de publi a mi libro di con una web dedicada a gente como yo: ¡El puto club de las malas madres!

Les escribí y no sé si finalmente me echarán un cable, pero de momento ya han conseguido que me suscriba a «Yo no renuncio» un grupo que lucha porque la conciliación no sea un cuento de las Mil y una noches sino algo más real

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *